Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 42. Núm. 6.
Páginas e12-e16 Páginas 327-396 (Agosto - Septiembre 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 42. Núm. 6.
Páginas e12-e16 Páginas 327-396 (Agosto - Septiembre 2018)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.medin.2017.12.008
Acceso a texto completo
SMART: ¿está el suero salino en la cuerda floja?
SMART: Is saline on the tightrope?
Visitas
832
A. González-Castroa,
Autor para correspondencia
e409@humv.es

Autor para correspondencia.
, María Ortiz-Lasaa, J. Bada Da Silvab
a Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander, Cantabria, España
b Servicio de Nefrología, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander, Cantabria, España
Contenido relaccionado
10.1016/j.medin.2018.08.003
J.A. Barea-Mendoza, I. Sáez, M. Chico-Fernández
Este artículo ha recibido
832
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

En octubre de 2015, los resultados del estudio SPLIT1 evidenciaron que el uso de cristaloide balanceado, como fluido de reanimación en pacientes críticos, no reducía el riesgo de desarrollar insuficiencia renal aguda en comparación con el uso de suero salino (SS). Aquellas conclusiones contradiciendo importantes estudios previos2, avivaban un debate elemental.

En octubre de 2017, han sido presentados los resultados del trabajo SMART: «Balanced crystalloids versus saline in the intensive care unit: study protocol for a cluster-randomized, multiple-crossover trial»3.

El estudio SMART es un ensayo aleatorizado, cruzado a nivel de grupos que se realizó entre el 1 de junio de 2015 y el 30 de abril de 2017 en 5 UCI americanas de un único hospital universitario. Fueron incluidos pacientes mayores de 18 años, que ingresaban en las 5 UCI seleccionadas (medica, quirúrgica, neurológica, traumatológica y cardiaca) y que por criterio médico se prescribía un cristaloide intravenoso. Al igual que en el estudio SPLIT, en el SMART se comparaba el uso de SS frente a cristaloides balanceados. El objetivo primario del trabajo fue determinar el score compuesto MAKE (Eventos renales adversos mayores: muerte intrahospitalaria, terapia de reemplazo renal o la disfunción renal) dentro de los 30 primeros días de ingreso en la UCI (MAKE-30)4.

Los resultados presentados, con 15.802 pacientes reclutados, destacan que el desenlace MAKE-30 estuvo presente en el 14,3% de los pacientes del grupo de sueros balanceados, frente al 15,4% del segundo grupo (p=0,04), con una odds ratio ajustada, que favorece a los fluidos equilibrados del 0,91 (IC 95%: 0,82-0,99). En este caso, la diferencia entre los brazos fue impulsada por la mortalidad hospitalaria (11,1 frente al 10,3%; p=0,06)5.

Estos hallazgos, en consonancia con la diferencia en la mortalidad observada en los enfermos del estudio SPLIT (7,6 frente al 8,6% a favor de la solución balanceada) no puede considerarse un hallazgo casual1,5.

Con los datos presentados del estudio SMART, el número necesario de pacientes a tratar (NNT) para salvar una vida sería de 94. Aunque esta cifra pudiese ser subestimada, consideramos importante reflexionar sobre el impacto que una medida tan cotidiana y rutinaria, como la elección de un fluido de reanimación, puede tener en coste y vidas humanas en nuestras UCI.

No es menos cierto que los cristaloides balanceados resultan más costosos. Sin embargo, si con el empleo de este grupo de fluidos se pudiesen evitar de forma significativa los eventos renales adversos mayores, definitivamente encontraríamos rentabilidad en su empleo, aunque esta no fuese a corto plazo.

Conflicto de intereses

El Dr. González-Castro reconoce como posible conflicto de intereses la realización de trabajos de colaboración con la empresa Baxter.

El presente manuscrito no ha recibido financiación alguna.

Bibliografía
[1]
P. Young, M. Bailey, R. Beasley, S. Henderson, D. Mackle, C. McArthur, Investigators; ANZICS CTG, et al.
Effect of a Buffered Crystalloid Solution vs Saline on Acute Kidney Injury Among Patients in the Intensive Care Unit: The SPLIT Randomized Clinical Trial.
JAMA, 314 (2015), pp. 1701-1710
[2]
N. Yunos, R. Bellomo, C. Hegarty, D. Story, L. Ho, M. Bailey.
Association between a chloride-liberal vs chloride-restrictive intravenous fluid administration strategy and kidney injury in critically ill adults.
JAMA, 308 (2012), pp. 1566-1572
[3]
M.W. Semler, W.H. Self, L. Wang, D.W. Byrne, J.P. Wanderer, J.M. Ehrenfeld, et al.
Balanced crystalloids versus saline in the intensive care unit: Study protocol for a cluster-randomized, multiple-crossover trial.
[4]
M. Semler, W. Self, T. Rice.
Balanced Crystalloids vs Saline for Critically Ill Adults.
Chest, 152 (2017), pp. A1120
[5]
A. González-Castro, Y. Peñasco, J.C. Rodríguez-Borregan, M. Ortiz-Lasa.
The SPLIT trial: Anything new in critical care fluid therapy?.
Med Intensiva, 40 (2016), pp. 136-137
Copyright © 2018. Elsevier España, S.L.U. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.