Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 41. Núm. 7.Octubre 2017
Páginas 391-450
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
1160
Vol. 41. Núm. 7.Octubre 2017
Páginas 391-450
ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.medin.2017.03.009
Acceso a texto completo
Limitación del tratamiento de soporte vital en el traumatismo grave en edades avanzadas tras el ingreso en una unidad de cuidados intensivos
Limitation of life-sustaining treatment in severe trauma in the elderly after admission to an intensive care unit
Visitas
1160
Y. Peñasco
Autor para correspondencia
metalkender@yahoo.es

Autor para correspondencia.
, A. González-Castro, J.C. Rodríguez Borregán, M. Ortiz-Lasa, R. Jáuregui Solórzano, M.J. Sánchez Arguiano, P. Escudero Acha
Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander, España
Este artículo ha recibido
1160
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (5)
Tabla 1. Escala de Rankin modificada
Tabla 2. Clasificación de Gómez-Rubí modificada para la limitación del tratamiento de soporte vital
Tabla 3. Datos demográficos
Tabla 4. Análisis comparativo entre los enfermos con y sin limitación del tratamiento de soporte vital
Tabla 5. Factores asociados al empleo de limitación del tratamiento de soporte vital. Análisis multivariante
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Objetivo

Analizar los factores asociados al proceso de limitación del tratamiento de soporte vital (LTSV) en los pacientes de edad avanzada que ingresan en una unidad de cuidados intensivos (UCI) tras un traumatismo.

Diseño

Estudio observacional, descriptivo, retrospectivo.

Ámbito

UCI.

Pacientes

Ciento cuarenta y nueve pacientes con una edad igual o mayor de 65 años ingresados en UCI tras un traumatismo. Se analizó la mortalidad intrahospitalaria, la decisión de LTSV y los factores asociados a dicho proceso.

Intervenciones

Ninguna.

Resultados

La edad media fue de 76,3±6,36 años. La puntuación media en la escala APACHE II fue de 15,9±7,4 puntos, y en la escala ISS, de 19,6±11,4 puntos. Se decidió LTSV en 37 pacientes (24,8%). Los factores asociados a este proceso fueron la edad (OR 1,16; IC 95% 1,08-1,25), la puntuación en el APACHE II (OR 1,11; IC 95%1,05-1,67), la puntuación en el ISS (OR 1,03; IC 95% 1,01-1,06), el ingreso como consecuencia de un deterioro neurológico (OR 19,17; IC 95% 2,33-157,83) y el traumatismo craneoencefálico (OR 2,89; IC 95% 1,05-7,96).

Conclusiones

La LTSV se establece con frecuencia en los pacientes de edad avanzada que ingresan en la UCI tras un traumatismo, y se asocia con la mortalidad intrahospitalaria. Los factores asociados al proceso de LTSV son una mayor edad, una mayor puntuación en las escalas APACHE II e ISS, el ingreso como consecuencia de un deterioro neurológico y la presencia de traumatismo craneoencefálico.

Palabras clave:
Politraumatismo
Traumatismo geriátrico
Ancianos
Limitación de tratamiento de soporte vital
Abstract
Objective

To analyze the factors associated to limitation of life-sustaining treatment (LLST) measures in elderly patients admitted to an intensive care unit (ICU) due to trauma.

Design

A retrospective, descriptive, observational study was carried out.

Setting

ICU.

Patients

A total of 149 patients aged 65 years or older admitted to the ICU due to trauma. Hospital mortality, the decision to limit life-sustaining treatment and the factors associated to these measures were analyzed.

Interventions

None.

Results

The mean patient age was 76.3±6.36 years. The average APACHE II and ISS scores were 15.9±7.4 and 19.6±11.4 points, respectively. LLST were used in 37 patients (24.8%). Factors associated to the use of these measures were patient age (OR 1.16; 95% CI 1.08 to 1.25], APACHE II score (OR 1.11; 95% CI 1.05-1.67), ISS score (OR 1.03; 95% CI 1.01 to 1.06), admission due to neurological impairment (OR 19.17; 95% CI 2.33 to 157.83) and traumatic brain injury (OR 2.89; 95% CI 1.05 to 7.96).

Conclusions

LLST is frequently established in elderly patients admitted to the ICU due to trauma, and is associated to hospital mortality. Factors associated with the use of these measures are patient age, higher APACHE II and ISS scores, admission due to neurological impairment, and the presence of head injuries.

Keywords:
Polytrauma
Geriatric trauma
Elderly
Limitation of life-sustaining treatment
Texto Completo
Introducción

Los avances sociosanitarios se han asociado con el aumento de personas de edad avanzada con una alta independencia funcional y elevada actividad física1,2. De forma paralela, en los últimos años se ha observado un aumento del número de traumatismos en esta población2–4. En las personas de mayor edad, los traumatismos se asocian a una mayor gravedad clínica, un incremento de la mortalidad y un peor pronóstico en términos de morbilidad e incapacidad posterior, en comparación con la población más joven2,5,6. Sin embargo, el tratamiento intensivo de estos pacientes podría mejorar el pronóstico7,8.

Por otra parte, la toma de decisiones sobre la limitación del tratamiento de soporte vital (LTSV) debe estar encaminada a evitar una prolongación de una situación de sufrimiento en aquellos casos en los que el tratamiento se considere potencialmente inapropiado9–13.

Las personas de edad avanzada poseen una serie de características que las diferencian de la población más joven, tales como los cambios fisiológicos propios del envejecimiento, una mayor comorbilidad, la toma de determinadas medicaciones crónicas, una disminución de la reserva funcional y una menor respuesta ante situaciones de estrés, lo que se ha relacionado con una mayor mortalidad4,14,15. Estas mismas características hacen necesaria una valoración más pormenorizada del empleo de las terapias más intensivas con el fin de evitar un ensañamiento terapéutico en estos pacientes, debido a que la LTSV debe tener en cuenta la capacidad de recuperación del enfermo con una calidad de vida adecuada a las expectativas de cada persona11,16. Sin embargo, pocos estudios se han centrado en el estudio de la LTSV en el paciente de edad avanzada con traumatismo grave17.

Finalmente, la toma de decisiones en este sentido en el ámbito de la medicina intensiva y el paciente crítico agudo resulta difícil debido a la urgencia, la propia contextualidad y la incertidumbre respecto al pronóstico que existe en el momento del ingreso10,11. Por esta razón, es posible que muchas decisiones relacionadas con el empleo de una serie de medidas intensivas se demoren hasta completar un proceso diagnóstico que permita una toma de decisiones adecuada11,18.

Uno de estos escenarios consiste en la atención de un paciente crítico de edad avanzada que ha sufrido un traumatismo grave. Sin embargo, hasta la fecha, ningún estudio ha descrito de forma específica las situaciones asociadas a la LTSV una vez que este tipo de pacientes ha ingresado en una unidad de cuidados intensivos (UCI). Por estas razones, consideramos necesaria la revisión de aquellos factores que pueden guardar relación con el empleo de estas medidas y la descripción del tipo de limitaciones llevadas a cabo. El objetivo del presente estudio es determinar los factores asociados al proceso de LTSV en aquellos pacientes de edad avanzada ingresados en una UCI tras un traumatismo.

Pacientes y método

Estudio observacional, descriptivo y retrospectivo llevado a cabo en una UCI de un hospital de tercer nivel. Se incluyeron todos los pacientes con una edad igual o mayor a 65 años que precisaron ingreso en la unidad como consecuencia de un traumatismo durante el periodo de septiembre de 2011 a agosto de 2016. Los datos se obtuvieron a través de la revisión del historial clínico. Después se realizó una recogida en una base de datos para su posterior procesamiento estadístico. La realización del estudio cuenta con la aprobación del Comité de Ética de Investigación Clínica correspondiente. Dado el carácter retrospectivo y la ausencia de intervención no se consideró la solicitud de consentimiento informado.

Se recogió el estado funcional previo al traumatismo atendiendo a la puntuación en la escala modificada de Rankin al ingreso en la UCI (tabla 1), categorizando de forma posterior según el grado de dependencia19.

Tabla 1.

Escala de Rankin modificada

Puntuación  Clasificación  Descripción 
Sano  Asintomático 
Enfermo sin limitación  Realiza actividades laborales y sociales habituales 
Limitación leve  Incapaz de realizar algunas de sus actividades, capaz de velar por sus intereses y asuntos sin ayuda 
Limitación moderada  Restricción significativa de su estilo de vida o que impide su subsistencia autónoma. Camina sin ayuda de otra persona 
Limitación grave  Incapacidad de andar y de atender sus necesidades. Precisa ayuda para caminar y para actividades básicas 
Incapacitado  Encamado. Incontinente. Atención constante 
Exitus   

La edad se presentó en años enteros, y el sexo, como variable dicotómica (varón o mujer). La gravedad clínica se consideró con la puntuación en la escala Acute Physiology and Chronic Health Evaluation (APACHE) II20, y la gravedad del traumatismo, mediante la puntuación en la escala Injury Severity Score (ISS)21. Se incluyeron variables que recogieron las regiones afectadas por el traumatismo (craneoencefálica, facial, torácica, abdominal, pélvica, vertebral y esquelética), el motivo principal de ingreso en la UCI (vigilancia clínica, inestabilidad hemodinámica, insuficiencia respiratoria y deterioro neurológico) y el mecanismo de lesión que provocó el traumatismo (caída desde la propia altura, precipitación, atropello, accidente de tráfico como ocupante de vehículo, agresión o desconocido).

El tipo de LTSV se individualizó adoptando la clasificación de Gómez-Rubí en su libro Ética en medicina crítica, atendiendo al mayor grado de LTSV empleado a lo largo del ingreso en la UCI, e independiente del grado de LTSV adoptado de forma previa (tabla 2)22. La mortalidad se consideró como el fallecimiento de los pacientes durante la estancia hospitalaria por el mismo episodio.

Tabla 2.

Clasificación de Gómez-Rubí modificada para la limitación del tratamiento de soporte vital

Grado de LTSV  Descripción 
Soporte vital total salvo RCP 
Medidas invasivas condicionadas a evolución 
No instauración de medidas invasivas 
Mantenimiento de las medidas iniciadas y no instauración de nuevas terapias invasivas 
Retirada de las medidas de soporte vital 

LTSV: limitación del tratamiento de soporte vital; RCP: reanimación cardiopulmonar.

Análisis estadístico

En primer lugar, se realizó un análisis descriptivo de la muestra. Los resultados se presentaron en forma de frecuencia absoluta y porcentaje para las variables categóricas, y como media y desviación estándar para las variables cuantitativas continuas. En los casos de variables cuantitativas continuas se realizó el test de Shapiro-Wilk para verificar la normalidad de dichas variables.

El análisis comparativo se realizó utilizando el test de la chi cuadrado de Pearson o el test exacto de Fisher, según los valores esperados, para la comparación de proporciones de las variables categóricas. La comparación de las variables cuantitativas respecto a variables categóricas se realizó mediante la t de Student, con o sin corrección de Welch.

Finalmente, se realizó un análisis de la relación del proceso de LTSV con diferentes variables mediante el empleo de una regresión logística utilizando un modelo multivariante con el objetivo de corregir por posibles factores de confusión atendiendo a los datos disponibles en la bibliografía previa. Estas variables se determinaron a priori, seleccionando la edad, el sexo y la gravedad de los pacientes según las escalas APACHE II e ISS.

Para todos los casos, se determinó un valor de p<0,05 para considerar la significación estadística.

Resultados

Durante el periodo de estudio ingresaron 149 pacientes con los criterios de selección descritos. La edad media de ingreso fue de 73,3±6,6 años. Noventa y ocho (65,8%) eran varones. La puntuación media en la escala APACHE II fue de 15,9±7,4 puntos, y la puntuación media en la escala ISS fue de 19,6±11,4 puntos. La mortalidad intrahospitalaria fue del 33,6% (50 pacientes). En 37 pacientes (24,8%) se instauraron medidas de LTSV. Los resultados del análisis descriptivo se muestran en la tabla 3.

Tabla 3.

Datos demográficos

  Media±desviación estándar 
Edad (años)  76,3±6,6 
APACHE II  15,9±7,4 
Injury Severity Score  19,6±11,4 
  Número de pacientes  Porcentaje 
Sexo
Varón  98  65,8 
Mortalidad  50  33,6 
LTSV  37  24,8 
Tipo LTSV según clasificación de Gómez-Rubí
0,7 
19  12,8 
11  7,4 
Estado funcional (eRm)
0-1  112  75,2 
29  19,5 
3,4 
Regiones afectadas
Traumatismo craneoencefálico  98  65,8 
Traumatismo facial  31  20,8 
Traumatismo torácico  48  32,2 
Traumatismo abdominal  5,4 
Traumatismo pélvico  15  10,1 
Traumatismo vertebral  30  20,1 
Traumatismo esquelético  45  30,2 
Motivo de ingreso
Vigilancia clínica  45  30,2 
Inestabilidad hemodinámica  21  14,1 
Insuficiencia respiratoria  15  10,1 
Deterioro neurológico  68  45,6 
Mecanismo de lesión
Caídaa  74  49,7 
Precipitación  23  15,4 
Atropello  21  14,1 
Tráficob  5,4 
Agresión  3,4 
Desconocido  15  10,1 
Otros 

APACHE II: Acute Physiology and Chronic Health Evaluation II; eRm: escala de Rankin modificada; LTSV: limitación del tratamiento de soporte vital.

a

Caída desde la propia altura.

b

Accidente de tráfico como ocupante del vehículo.

Relación entre la mortalidad y la limitación del tratamiento de soporte vital

De los 50 pacientes fallecidos, en 35 (70%) se decidió LTSV. Por otra parte, el 86,6% de los pacientes en los que no hubo limitación alguna sobrevivieron y fueron dados de alta del hospital (tabla 4).

Tabla 4.

Análisis comparativo entre los enfermos con y sin limitación del tratamiento de soporte vital

  LTSV  Sin LTSV 
Supervivientes  97  ??0,001 
Fallecidos  35  15   
Edad (años)  80,9±6,2  74,8±??0,001 
Sexo (varón)  21 (56,8)  77 (68,8)  0,183 
APACHE II  19,9±6,6  14,6±7,1  ??0,001 
Injury Severity Score  22,9±7,1  18,5±12,3  0,008 
Estado funcional (eRm)      0,193 
0-1  24 (64,8)  88 (78,6)   
9 (24,3)  20 (17,9)   
3 (8,1)  2 (1,8)   
1 (2,7)  2 (1,8)   
Regiones afectadas
Traumatismo craneoencefálico  31 (83,7)  67 (59,8)  0,008 
Traumatismo facial  5 (13,5)  26 (23,2)  0,232 
Traumatismo torácico  7 (18,9)  41 (36,6)  0,046 
Traumatismo abdominal  8 (7,1)  0,201 
Traumatismo de pelvis  2 (5,4)  13 (11,6)  0,359 
Traumatismo vertebral  5 (13,5)  25 (22,3)  0,247 
Traumatismo esquelético  5 (13,5)  40 (35,7)  0,011 
Motivo de ingreso      ??0,001 
Vigilancia clínica  1 (2,7)  44 (39,2)   
Inestabilidad hemodinámica  2 (5,4)  19 (16,9)   
Insuficiencia respiratoria  4 (10,8)  11 (9,8)   
Deterioro neurológico  30 (81,1)  38 (33,9)   

APACHE II: Acute Physiology and Chronic Health Evaluation II; eRm: escala de Rankin modificada; LTSV: limitación del tratamiento de soporte vital.

Datos expresados como media±desviación estándar o número de pacientes (porcentaje).

Comparación de los enfermos en función del empleo de limitación del tratamiento de soporte vital

Aquellos pacientes en los que se instauraron medidas de LTSV presentaron una mayor edad (80,9±6,2 frente a 74,8±6 años), una mayor puntuación en la escala APACHE II (19,9±6,6 frente a 14,6±7,1 puntos) y una mayor puntuación en la escala ISS (22,9±7,1 frente a 18,5±12,3 puntos) (tabla 4). Por otra parte, los pacientes en los que se decidió LTSV presentaron una mayor proporción de afectación craneoencefálica por el traumatismo (83,7 frente a 59,8%) y una menor proporción de afectación torácica (18,9 frente a 36,6%) o esquelética (13,5 frente a 35,7%) (tabla 4).

Los pacientes en los que se instauró LTSV ingresaron con mayor frecuencia como consecuencia de un deterioro neurológico consistente en una disminución del nivel de conciencia (81,1 frente a 33,9%) (tabla 4).

Factores relacionados con el empleo de limitación del tratamiento de soporte vital

El análisis multivariante mediante regresión logística mostró que los factores asociados al proceso de LTSV fueron una mayor edad (OR 1,16 [IC 95% 1,08-1,25] por cada año de edad superior a 65 años), una mayor puntuación en las escalas de gravedad APACHE II (OR 1,11 [IC 95% 1,05-1,67] por cada punto) e ISS (OR 1,03 [IC 95% 1,01-1,06] por cada punto), el ingreso en UCI como consecuencia de un deterioro neurológico (OR 19,17 [IC 95% 2,33-157,83]) y la presencia de traumatismo craneoencefálico (OR 2,89 [IC 95% 1,05-7,96]) (tabla 5).

Tabla 5.

Factores asociados al empleo de limitación del tratamiento de soporte vital. Análisis multivariante

  OR  IC 95% 
APACHE II  1,11  1,05-1,67  ??0,001 
Injury Severity Score  1,03  1,01-1,06  0,048 
Edad (años)  1,16  1,08-1,25  ??0,001 
Sexo (mujer)  1,64  0,74-3,66  0,225 
Estado funcional (eRm)
0-1  Referencia
1,14  0,43-3,03  0,799 
3,53  0,52-23,85  0,195 
0,74  0,05-10,79  0,824 
Regiones afectadas
Traumatismo craneoencefálico  2,89  1,05-7,96  0,040 
Traumatismo facial  0,54  0,19-1,57  0,257 
Traumatismo torácico  0,42  0,15-1,18  0,099 
Traumatismo abdominal  –  –  – 
Traumatismo pélvico  0,27  0,04-1,73  0,167 
Traumatismo vertebral  0,58  0,19-1,78  0,338 
Traumatismo esquelético  0,29  0,09-0,87  0,027 
Motivo de ingreso
Vigilancia clínica  Referencia
Inestabilidad hemodinámica  1,46  0,09-24,12  0,793 
Insuficiencia respiratoria  9,44  0,89-100,01  0,062 
Deterioro neurológico  19,17  2,33-157,83  0,006 

APACHE II: Acute Physiology and Chronic Health Evaluation II; eRm: escala de Rankin modificada; IC 95%: intervalo de confianza del 95%; OR: odds ratio.

Discusión

En nuestro estudio, el proceso de LTSV se estableció en un 24,8% de los pacientes. Esta proporción es mayor de la observada para la población general en las UCI españolas, que oscila entre el 3 y el 13% de los pacientes18,23. No obstante, es esperable que en el tipo de población de nuestro trabajo el proceso de LTSV sea mayor, debido a las condiciones de edad y expectativas pronósticas11,16,24–26. Por otra parte, la LTSV se realizó en un 70% de los que fallecieron. Esta cifra es similar a la publicada en el estudio Ethicus, realizado en 37 UCI de 17 países27, que era de un 71% de LTSV en los fallecidos. Sin embargo, es preciso tener en cuenta la diferencia de años transcurridos desde la publicación de estos estudios y la recogida de datos de nuestra serie. En estos años existen cambios importantes que pueden influir de forma decisiva en la toma de decisiones respecto a la LTSV y deben tenerse en cuenta a la hora de interpretar los resultados. Por una parte, ha aumentado el número de personas de edad avanzada que precisa asistencia sanitaria como consecuencia de un traumatismo2–4, y se ha evidenciado la existencia de un aumento del proceso de LTSV18, en probable relación con la edad de los pacientes ingresados en UCI y las expectativas pronósticas de estos enfermos25,26.

Por otra parte, en nuestra serie, el proceso de LTSV se asoció a una mayor mortalidad, lo que refuerza la idea de que en los últimos años muchos de los pacientes que fallecen en la UCI lo hacen bajo condiciones de LTSV11. Uno de los principales problemas ante el estudio de la mortalidad en el traumatismo en edades avanzadas es conocer la repercusión de la LTSV sobre los resultados finales. En este sentido, se ha documentado una menor intensidad de tratamiento en las personas de mayor edad que ingresan en una UCI en comparación con la población más joven24, y se ha planteado que la edad puede ser un factor determinante en el proceso de LTSV en la UCI24,25. Nuestros resultados son congruentes con estas observaciones. No obstante, es preciso recordar que en el contexto de la medicina intensiva, la toma de decisiones en este sentido resulta difícil por la urgencia y la ausencia de certeza sobre el pronóstico de los enfermos en el momento del ingreso10,11. Muchos pacientes que ingresan de forma inicial en una UCI y comienzan tratamientos de soporte vital, de forma posterior son reevaluados y no se consideran subsidiarios de continuar con medidas intensivas, por lo que se inicia el proceso de LTSV tras valorar que no existen expectativas razonables de supervivencia11,18. Por esta razón, se han elaborado diferentes guías y recomendaciones al respecto13,28,29. No obstante, la aplicación de estas medidas aún muestra grandes diferencias en relación con el personal sanitario que las emplea10.

En nuestro estudio, los factores asociados de forma independiente al proceso de LTSV fueron una mayor edad, una mayor puntuación en las escalas de gravedad APACHE II e ISS, el ingreso en la UCI debido a un deterioro neurológico y la presencia de un traumatismo craneoencefálico. Estos resultados están en concordancia con las observaciones y expectativas descritas de forma previa11,16,17,24–27. Sin embargo, en contraste con las expectativas señaladas, en nuestra muestra no se pudo establecer una relación entre el estado funcional previo al traumatismo y la decisión de LTSV. Hasta la fecha, solo un estudio se ha centrado en la toma de decisiones durante el proceso de LTSV en el paciente de edad avanzada que experimenta un traumatismo agudo17, y ningún estudio se ha centrado en aquellos pacientes que ingresan de forma inicial en una UCI. Por esta razón, no es posible establecer comparaciones entre diferentes series.

Las principales limitaciones de nuestro trabajo radican en su carácter retrospectivo en un único centro. En primer lugar, se categorizó la LTSV según los criterios de Gómez-Rubí de forma estricta, con el objetivo de evitar un sesgo de selección. Aquellos pacientes en los que las medidas de LTSV cambiaron a lo largo del tiempo se incluyeron en la categoría de mayor grado. Sin embargo, se decidió analizar a todos los pacientes con LTSV en un solo bloque debido al escaso número de pacientes en alguno de los apartados.

Por otra parte, el criterio del especialista responsable del paciente podría influir de forma importante en la toma de decisiones10 y, por tanto, en los resultados obtenidos. Sin embargo, en nuestro hospital se dispone de un protocolo sobre LTSV desde el año 2013. El proceso de LTSV es valorado en sesión clínica por los médicos del servicio a petición del médico responsable del paciente, quien finalmente determina las decisiones a adoptar. Durante el proceso, las decisiones se toman de forma consensuada con la familia y se tienen en cuenta las voluntades y deseos previos de los pacientes, según las recomendaciones actuales13. No obstante, no se obtuvieron datos sobre las voluntades previas de los pacientes en nuestro estudio, lo cual supone una importante limitación a tener en cuenta. Además, muchas variables que podrían haber influido en la toma de decisiones no fueron recogidas de forma específica, como pueden ser la comorbilidad, la situación cognitiva de los enfermos o el desarrollo de complicaciones durante la estancia en la UCI.

El proceso de donación de órganos se contempla cada vez con mayor frecuencia en relación con los cuidados al final de la vida26. En nuestro estudio no se han recogido los datos referentes a la donación de órganos y tejidos, a pesar de que en nuestro hospital se contemplan estas situaciones cada vez con mayor frecuencia y se valora de forma individual en cada caso. En este sentido, la consideración de la donación de órganos podría haber modificado el tipo de LTSV realizado en determinados pacientes.

Finalmente, el análisis incluye únicamente pacientes ingresados en UCI, por lo que los resultados solo son aplicables a este tipo de población. Serían necesarios más estudios centrados en otro tipo de pacientes para obtener conclusiones al respecto.

En resumen, el proceso de LTSV se establece con frecuencia en los pacientes de edad avanzada que ingresan en una UCI tras un traumatismo, y se asocia con la mortalidad hospitalaria. Los factores asociados a este proceso son una mayor edad, una mayor gravedad según la puntuación en las escalas APACHE II e ISS, el ingreso por deterioro neurológico y la presencia de traumatismo craneoencefálico.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
K. Christensen,G. Doblhammer,R. Rau,J.W. Vaupel
Ageing populations: The challenges ahead
[2]
P.V. Giannoudis,P.J. Harwood,C.M. Court-Brown,H.C. Pape
Severe and multiple trauma in older patients; incidence and mortality
[3]
N. Labib,T. Nouh,S. Winocour,D. Deckelbaum,L. Banici,P. Fata
Severely injured geriatric population: Morbidity, Mortality, and risk factors
J Trauma., 71 (2011), pp. 1908-1914 http://dx.doi.org/10.1097/TA.0b013e31820989ed
[4]
S. O’Neill,R.R. Brady,J.J. Kerssens,R.W. Parks
Mortality associated with traumatic injuries in the elderly: A population based study
Arch Gerontol Geriatr., 54 (2012), pp. e426-e430 http://dx.doi.org/10.1016/j.archger.2012.01.007
[5]
V.K. Shifflette,M. Lorenzo,A.J. Mangram,M.S. Truitt,J.D. Amos,E.L. Dunn
Should age be a factor to change from a Level II to a Level I trauma activation?
[6]
L. Serviá Goixart,M. Badia Castelló,N. Montserrat Ortiz,G. Bello Rodriguez,E. Vicario Izquierdo,J. Vilanova Corselles
Factores de riesgo de deterioro de calidad de vida en pacientes traumáticos críticos. Valoración a los 6 y 12 meses del alta de la unidad de cuidados intensivos
Med Intensiva, 38 (2014), pp. 1-10 http://dx.doi.org/10.1016/j.medin.2012.10.008
[7]
B.A. McKinley,R.G. Marvin,C.S. Cocanour,A. Marquez,D.N. Ware,F.A. Moore
Blunt trauma resuscitation: The old can respond
Arch Surg., 135 (2000), pp. 688-693
[8]
M.F. Joyce,A. Gupta,R.J. Azocar
Acute trauma and multiple injuries in the elderly population
Curr Opin Anaesthesiol., 28 (2015), pp. 145-150 http://dx.doi.org/10.1097/ACO.0000000000000173
[9]
H.M. Chochinov,T. Hack,T. Hassard,L.J. Kristjanson,S. McClement,M. Harlos
Dignity in the terminally ill: A cross-sectional, cohort study
[10]
A. González-Castro,O. Azcune,Y. Peñasco,J.C. Rodríguez,M.J. Domínguez,R. Rojas
Opinión de los profesionales de una unidad de cuidados intensivos sobre la limitación del esfuerzo terapéutico
Rev Calid Asist., 31 (2016), pp. 262-266 http://dx.doi.org/10.1016/j.cali.2015.12.007
[11]
P. Monedero,J. Navia
Limitación del esfuerzo terapéutico y eutanasia: toma de decisiones y resolución de conflictos en el paciente crítico
Rev Esp Anestesiol Reanim., 57 (2010), pp. 586-593
[12]
A.A. Kon,E.K. Shepard,N.O. Sederstrom,S.M. Swoboda,M.F. Marshall,B. Birriel
Defining futile and potentially inappropriate interventions: A policy statement from the Society of Critical Care Medicine Ethics Committee
Crit Care Med., 44 (2016), pp. 1769-1774 http://dx.doi.org/10.1097/CCM.0000000000001965
[13]
J.L. Monzón Marín,I. Saralegui Reta,I. Abizanda,R. Campos,L. Cabré Pericas,S. Iribarren Diarasarri,M.C. Martín Delgado
Recomendaciones de tratamiento al final de la vida del paciente crítico
Med Intensiva., 32 (2008), pp. 121-133
[14]
J.F. Calland,A.M. Ingraham,N. Martin,G.T. Marshall,C.I. Schulman,T. Stapleton
Evaluation and management of geriatric trauma: An Eastern Association for the Surgery of Trauma practice management guideline
J Trauma Acute Care Surg., 73 (2012), pp. S345-S350 http://dx.doi.org/10.1097/TA.0b013e318270191f
[15]
B. Joseph,V. Pandit,P. Rhee,H. Aziz,M. Sadoun,J. Wynne
Predicting hospital discharge disposition in geriatric trauma patients: Is frailty the answer?
J Trauma Acute Care Surg., 76 (2014), pp. 196-200 http://dx.doi.org/10.1097/TA.0b013e3182a833ac
[16]
J.C. Álvarez Pérez
Limitación del esfuerzo terapéutico
10 palabras clave ante el final de la vida, pp. 245-302
[17]
D.D. Trunkey,R.M. Cahn,B. Lenfesty,R. Mullins
Management of the geriatric trauma patient at risk of death: Therapy withdrawal decision making
Arch Surg., 135 (2000), pp. 34-38
[18]
R. Fernández Fernández,F. Baigorri González,A. Artigas Raventos
Limitación del esfuerzo terapéutico en Cuidados Intensivos. ¿Ha cambiado en el siglo xxi?
Med Intensiva., 29 (2005), pp. 338-341
[19]
J. Rankin
Cerebral vascular accidents in patients over the age of 60: II. Prognosis
Scott Med J., 2 (1957), pp. 200-215 http://dx.doi.org/10.1177/003693305700200504
[20]
W.A. Knaus,E.A. Draper,D.P. Wagner,J.E. Zimmerman
APACHE II: A severiry of disease classification system
Crit Care Med., 13 (1985), pp. 818-829
[21]
S.P. Baker,B. O’Neill,W. Haddon,W.B. Long
The Injury Severity Score: A method for describing patients with multiple injuries and evaluating emergency care
J Trauma., 14 (1974), pp. 187-196
[22]
J.A. Gómez-Rubí
Ética en medicina crítica
1.a ed., Triacastela, (2002)
[23]
A. Esteban,F. Gordo,J.F. Solsona,I. Alía,J. Caballero,C. Bouza
Withdrawing and withholding life support in the intensive care unit: A Spanish prospective multi-centre observational study
Intensive Care Med., 27 (2001), pp. 1744-1749 http://dx.doi.org/10.1007/s00134-001-1111-7
[24]
A. López-Soto,E. Sacanella,J.M. Pérez Castejón,J.M. Nicolás
El anciano en la unidad de cuidados intensivos
Rev Esp Geriatr Gerontol., 44 (2009), pp. 27-33 http://dx.doi.org/10.1016/j.regg.2009.03.013
[25]
M.C. Pintado,P. Villa,J. Luján,M. Trascasa,R. Molina,N. González-García
Mortalidad y estado funcional al año de pacientes ancianos con ingreso prolongado en una unidad de cuidados intensivos
Med Intensiva., 40 (2016), pp. 289-297 http://dx.doi.org/10.1016/j.medin.2015.08.002
[26]
M.A. Bodí,T. Pont,A. Sandiumenge,E. Oliver,J. Gener,M. Badía
Potencialidad de donación de órganos en muerte encefálica y limitación del tratamiento de soporte vital en los pacientes neurocríticos
Med Intensiva., 39 (2015), pp. 337-344 http://dx.doi.org/10.1016/j.medin.2014.07.010
[27]
C.L. Sprung,S.L. Cohen,P. Sjokvist,M. Baras,H.H. Bulow,S. Hovilehto
End-of-life practices in European intensive care units: The Ethicus Study
[28]
R.D. Truog,M.L. Campbell,J.R. Curtis,C.E. Haas,J.M. Luce,G.D. Rubenfeld
Recommendations for end-of-life care in the intensive care unit: A consensus statement by the American College of Critical Care Medicine
Crit Care Med., 36 (2008), pp. 953-963 http://dx.doi.org/10.1097/CCM.0B013E3181659096
[29]
J. Carlet,L.G. Thijs,M. Antonelli,J. Cassel,P. Cox,N. Hill
Challenges in end-of-life care in the ICU. Statement of the 5th International Consensus Conference in Critical Care: Brussels, Belgium, April 2003
Intensive Care Med., 30 (2004), pp. 770-784 http://dx.doi.org/10.1007/s00134-004-2241-5
Copyright © 2017. Elsevier España, S.L.U. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?