Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 42. Núm. 8.
Páginas 513 (Noviembre 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 42. Núm. 8.
Páginas 513 (Noviembre 2018)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.medin.2018.02.011
Acceso a texto completo
Mantenimiento del donante de órganos: recomendaciones generales que precisan evidencia
Organ donor management: Common recommendations that deserve evidence
Visitas
679
T. Gil-Salazara, J.J. Egea-Guerrerob,
Autor para correspondencia
, L. Martin-Villenb, Z. Ruiz de Azua-Lópezb
a Unidad de Trasplantes, Fundación Valle Del Lili, Cali, Valle del Cauca, Colombia
b Coordinación de Trasplantes, Hospital Universitario Virgen del Rocío, IBiS/CSIC/Universidad de Sevilla, Sevilla, España
Contenido relaccionado
Med Intensiva 2017;41:559-6810.1016/j.medin.2017.01.012
C. Chamorro-Jambrina, M.R. Muñoz-Ramírez, J.L. Martínez-Melgar, M.S. Pérez-Cornejo
Med Intensiva 2018;42:51410.1016/j.medin.2018.03.006
C. Chamorro-Jambrina, J.L. Martínez-Melgar
Este artículo ha recibido
679
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Tras la lectura de la revisión de Chamorro-Jambrina et al.1 coincidimos con los autores en resaltar que un mantenimiento apropiado del potencial donante es crucial para garantizar la viabilidad de aquellos órganos que pueden ser trasplantados.

No obstante, consideramos oportuno señalar que dichas recomendaciones son reiteradas de manera habitual en las diferentes revisiones sobre el mantenimiento del potencial donante, sin embargo, no existe evidencia científica con relación a las mismas. Concretamente, nos referimos al nivel óptimo de hemoglobina a partir del cual debe transfundirse un potencial donante. De manera sistemática, y con un fuerte carácter teórico extrapolado del paciente crítico, se considera el valor de 7g/dl1. En otras revisiones clásicas se considera un hematocrito inferior al 30% para indicar la transfusión2. Hasta donde conocemos, no existe ningún trabajo que pueda garantizar esta recomendación. Los pocos estudios dirigidos a este aspecto, desafortunadamente no lo recogían entre sus objetivos de mantenimiento3. Todo esto se vuelve aún más complejo, si contempláramos a los potenciales donantes en asistolia, pero que entendemos supera la revisión original de los autores1.

Otro hecho controvertido es la administración de nutrición enteral al potencial donante. Hergenroeder et al. describen que hasta el 30% de los potenciales donantes en muerte encefálica eran capaces de realizar absorción de la nutrición enteral4. Incluso otros autores argumentan que el uso de la nutrición enteral es beneficiosa para el mantenimiento de la integridad de la mucosa intestinal, así como disminuye las tasas de neumonía y otras infecciones como la translocación bacteriana del intestino5. Por tanto, consideramos no del todo apropiada la aseveración sobre no mantener la nutrición enteral, como indica el grupo de Chamorro-Jambrina et al.1

En definitiva, a pesar del alto nivel en el manejo de los potenciales donantes en las unidades de cuidados intensivos, y la gran experiencia acumulada, hechos como los que describimos, nos deben estimular a plantear estudios bien diseñados, que permitan sentar una evidencia científica suficiente para poder dar recomendaciones en cada una de estas condiciones clínicas.

Bibliografía
[1]
C. Chamorro-Jambrina, M.R. Muñoz-Ramírez, J.L. Martínez-Melgar, M.S. Pérez-Cornejo.
Organ donor management: Eight common recommendations and actions that deserve reflection.
Med Intensiva, 41 (2017), pp. 559-568
[2]
E.W. Kenneth, B.N. Bryan, J.G. McCartney, A.M. D’Alessandro, B.D. Coursin.
Care of the Potential Organ Donor.
N Engl J Med, 351 (2004), pp. 2730-2739
[3]
D.J. Malinoski, M.S. Patel, M.C. Daly, C. Oley-Graybill, A. Salim, UNOS Region 5 DMG workgroup.
The impact of meeting donor management goals on the number of organs transplanted per donor: Results from the united network for Organ Sharing region 5 prospective donor management goals study.
Crit Care Med, 40 (2012), pp. 2773-2780
[4]
G.W. Hergenroeder, N.H. Ward, X. Yu, A. Opekun, A.N. Moore, C.A. Kozinetz, et al.
Randomized trial to evaluate nutritional status and absorption of enteral feeding after brain death.
Prog Transplant, 23 (2013), pp. 374-382
[5]
P. Carrott, J.R. Cherry-Bukowiec, J.M. Jones, K.R. Miller, L. Kiraly.
Nutrition Therapy in the Organ Donor: Theoretical Benefits and Barriers to Implementation.
Curr Nutr Rep, 5 (2016), pp. 199-203
Copyright © 2018. Elsevier España, S.L.U. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.