Información de la revista
Vol. 43. Núm. 7.
Páginas 441-443 (Octubre 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 43. Núm. 7.
Páginas 441-443 (Octubre 2019)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.medin.2017.09.003
Acceso a texto completo
Utilidad pronóstica de las puntuaciones de fallo multiorgánico y del índice inotrópico en el postoperatorio de trasplante cardiaco en niños
Prognostic utility of the multiorgan failure scores and inotropic index in the postoperative of cardiac transplantation in children
Visitas
...
J. Lópeza,c,d, M. Slöckera,c, E. Herasa,c, D. Ríosb, L. Barriob, R. Cebriánb, D. Gómezb, J. López-Hercea,b,c,d,
Autor para correspondencia
pielvi@hotmail.com

Autor para correspondencia.
a Servicio de Cuidados Intensivos Pediátricos, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
b Departamento de Pediatría, Facultad de Medicina, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, España
c Instituto de Investigación Sanitaria, Hospital Gregorio Marañón, Madrid, España
d Red de Salud Maternoinfantil y del Desarrollo (red SAMID), Instituto de Salud Carlos III, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Relación de la mortalidad con las puntuaciones de gravedad y de fallo multiorgánico, el índice inotrópico y la necesidad de ECMO y TDER en las primeras 48h tras el trasplante cardiaco
Tabla 2. Relación entre la duración de ingreso y de ventilación mecánica con las puntuaciones de gravedad y de fallo multiorgánico, la necesidad de ECMO y TDER
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sr. Editor:

Los pacientes sometidos a un trasplante cardiaco (TC) presentan muchas complicaciones y fallo multiorgánico (FMO) lo que aumenta la morbimortalidad1,2. No hay estudios que hayan analizado el FMO tras el TC en niños. Algunos estudios han mostrado el valor predictivo del índice inotrópico (II) en la cirugía cardiaca3,4 y en el TC en niños5. El objetivo de este estudio fue analizar la utilidad pronóstica de las puntuaciones de FMO y del II en el TC en niños en relación a la mortalidad, la duración de ingreso en la unidad de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) y la de ventilación mecánica (VM).

Se realizó un estudio observacional retrospectivo unicéntrico, aprobado por el Comité de Ética local, en el que se incluyeron 65 niños (edad mediana de 57 meses) que ingresaron en la UCIP tras un TC entre 2003 y 2014. Se calcularon las peores puntuaciones de gravedad clínica y FMO, Pediatric Logistic Organ Dysfunction (PELOD)6 y Pediatric Multiple Organ Dysfunction Score (PMODS)7, Pediatric Risk of Mortality III (PRISM III)8, Pediatric Index of Mortality 2 (PIM2)9 en las primeras 48h postrasplante. Se calculó el valor del II=dopamina+dobutamina+100×adrenalina+100×noradrenalina+10×milrinona (todas en μg/kg/min)+10.000×vasopresina (mU/kg/min)3,4. Se analizó la relación de las puntuaciones con la mortalidad en la UCIP y la duración de ingreso en la UCIP y la de VM. Para el estudio estadístico se utilizaron el test del χ2 o el test de Fisher, la U de Mann-Whitney y la rho de Spearman. Se consideró significativa una p<0,05.

El 50,8% presentaban una cardiopatía congénita, el 47,7% una miocardiopatía y el 4,6% un tumor miocárdico. La puntuación PRISM III fue del 12,6% (P25-P75: 3,5-25,9), PIM 2 19% (P25-P75: 3,4-27,8), PELOD 11 (P25-P75: 2-13) y PMODS 5 (P25-P75: 3-8). El II fue de 22 (P25-P75: 15-36). Existió una correlación moderada entre el II y las puntuaciones de PRISM III (r=0,260; p=0,036), PELOD (r=0,370; p=0,003), PMODS (r=0,300; p=0,002) pero no con el PIM2 (r=0,300; p=0,120).

Fallecieron 4 pacientes (6,2%) durante el ingreso en la UCIP, solo uno por FMO. No existió relación entre las puntuaciones de FMO y de gravedad clínicas con la mortalidad (tabla 1). El II fue significativamente más elevado en los niños fallecidos (tabla 1). Las diferencias de mortalidad entre los niños con II>15 (8,1%) y<15 (0%) no fueron significativas (p=0,565). Los niños que fallecieron precisaron con mayor frecuencia ECMO y técnica de depuración extrarrenal (TDER) que los supervivientes, pero las diferencias solo fueron estadísticamente significativas con la TDER (tabla 1). Existió una correlación moderada entre el II, y las puntuaciones de gravedad y FMO (excepto el PELOD) con la duración del ingreso en la UCIP y de VM (tabla 2). Los pacientes con un II mayor de 15 tras el TC presentaron una mayor duración de ingreso en la UCIP.

Tabla 1.

Relación de la mortalidad con las puntuaciones de gravedad y de fallo multiorgánico, el índice inotrópico y la necesidad de ECMO y TDER en las primeras 48h tras el trasplante cardiaco

  Supervivientes  Fallecidos  Valor de p 
Número de pacientes  61   
PIM (riesgo de mortalidad)  19 (13,4-28,5)  18,8 (11,6-22,4)  0,683 
PRIMS (riesgo de mortalidad)  11,6 (3,3-25,1)  40,1 (13,6-49,8)  0,088 
PELOD  11 (2-13)  13,5 (11,5-27,5)  0,064 
PMODS  5 (2,5-8)  7 (6,2-7,7)  0,203 
Índice inotrópico  22 (15-36)  56 (33-74,5)  0,006 
ECMO (%)  9 (14,8)  2 (50)  0,130 
TDER (%)  13 (21,3)  4 (100)  0,004 

Los valores se presentan como medianas y P25-P75 o como valor absoluto y porcentaje.

ECMO: oxigenación por membrana extracorpórea; PELOD: Pediatric Logistic Organ Dysfunction; PIM2: Pediatric Index of Mortality 2; PMODS: Pediatric Multiple Organ Dysfunction Score; PRISM III: Pediatric Risk of Mortality III; TDER: técnica de depuración extrarrenal continua.

Tabla 2.

Relación entre la duración de ingreso y de ventilación mecánica con las puntuaciones de gravedad y de fallo multiorgánico, la necesidad de ECMO y TDER

24-48Duración de ingreso  Valor de p  Duración de la ventilación mecánica  Valor de p 
  Correlación (r)    Correlación (r)   
PIM  0,389  0,001  0,392  0,001 
PRIMS  0,419  0,001  0,437  0,001 
PELOD  0,207  0,098  0,403  0,001 
PMODS  0,268  0,031  0,336  0,003 
Índice inotrópico  0,300  0,001  0,362  0,001 
  Días    Días   
ECMO
Sí  31 (20-90)  0,02519 (11-53)  0,002
No  18,5 (10-36)  6 (1,7-15) 
TDER
Sí  34 (21,5-82)  0,00226 (11,5-51)  <0,001
No  13,5 (10-32,5)  6 (1-12,2) 
Índice inotrópico
>15  23 (12-49)  0,0069 (4-16)  0,034
<15  9 (7-27)  4 (1-10) 

Los valores se presentan en medianas y P25-P75.

ECMO: oxigenación por membrana extracorpórea; PELOD: Pediatric Logistic Organ Dysfunction; PIM2: Pediatric Index of Mortality 2; PMODS: Pediatric Multiple Organ Dysfunction Score; PRISM III: Pediatric Risk of Mortality III; TDER: técnica de depuración extrarrenal continua.

Nuestro estudio es el primero que ha estudiado el FMO en el TC en niños. En nuestro estudio las puntuaciones de FMO fueron elevadas, aunque la mortalidad fue baja (6,1%) similar a la referida previamente2,4,5. No hemos encontrado una relación significativa entre el FMO y la mortalidad, aunque el hecho de que solo fallecieron 4 pacientes limita la comparación estadística.

En niños tras cirugía cardiaca se ha encontrado relación entre los valores elevados de II y una mayor mortalidad3,4. Sanil y Aggarwal encontraron que un II>15 se asoció con mayor mortalidad en 51 niños tras TC5. En nuestro estudio los pacientes que fallecieron tenían un II significativamente más elevado que los supervivientes, y todos los fallecidos presentaban un II>15, apoyando el valor pronóstico del II tras el TC en niños. Sin embargo, el valor del II fue significativamente mayor que el encontrado por Sanil y Aggarwal5. Por otra parte, hay que tener en cuenta que en los niños con ECMO el II puede no valorar adecuadamente la gravedad clínica ya que pueden requerir menor dosis de fármacos vasoactivos.

Los niños sometidos a TC con un II mayor de 15 presentaron una mayor duración del ingreso en la UCIP coincidiendo con lo referido por Sanil y Aggarwal5. La correlación entre el II y la duración de ingreso en la UCIP fue moderada. También existió una correlación moderada entre las puntuaciones de gravedad y FMO con la duración de ingreso. Sin embargo, no parece que las puntuaciones de gravedad clínica y las de FMO en las primeras 48h tras el TC puedan tener un importante valor de predicción de la duración de ingreso en la UCIP y de VM en los niños con TC, aunque son necesarios estudios más amplios que lo analicen.

Por el contrario, nuestros datos, al igual que otros trabajos, muestran que la necesidad de ECMO y TDER tras el trasplante se relaciona claramente con una significativa mayor duración del tiempo de ingreso en la UCIP3,4,10, lo que sugiere que la necesidad de estas técnicas es un importante marcador pronóstico.

La principal limitación de nuestro estudio es su carácter retrospectivo, unicéntrico y de larga duración, y aunque es una serie amplia, el número de fallecidos es demasiado bajo para analizar adecuadamente la mortalidad con un estudio multivariante. Además, las puntuaciones de gravedad clínica y de FMO pueden verse artefactadas en los pacientes tratados con ECMO y TDER, ya que dan valores falsamente bajos.

Concluimos que los niños presentan en el periodo postoperatorio del TC valores elevados en las puntuaciones de FMO y un elevado número de complicaciones, pero una mortalidad relativamente baja. El II puede ser un indicador pronóstico de mortalidad y de ingreso en la UCIP. Las puntuaciones de FMO se correlacionan moderadamente con la duración de ingreso y de VM, pero no con la mortalidad. Son necesarios estudios amplios multicéntricos que analicen la repercusión del FMO en la evolución del TC en los niños con TC.

Autorías

Diseño del estudio, análisis estadístico, interpretación de los datos y redacción del manuscrito: Jorge López.

Recogida de datos, interpretación de los datos y redacción del manuscrito: María Slöcker, Elena Heras, Daniela Ríos, Laura Barrio, Rosalía Cebrián y Débora Gómez.

Diseño del estudio, interpretación de los datos, redacción del manuscrito y supervisión del estudio: Jesús López-Herce.

Agradecimientos

A la plantilla de médicos y personal de enfermería del Servicio de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital General Universitario Gregorio Marañón por su colaboración en este estudio.

Bibliografía
[1]
A.I. Dipchand, L.B. Edwards, A.Y. Kucheryavaya, C. Benden, F. Dobbels, B.J. Levvey, International Society of Heart and Lung Transplantation, et al.
The registry of the International Society for Heart and Lung Transplantation: seventeenth official pediatric heart transplantation report-2014; focus theme: Retransplantation.
J Heart Lung Transplant, 33 (2014), pp. 985-995
[2]
F. González-Vílchez, M. Gómez-Bueno, L. Almenar, M.G. Crespo-Leiro, J.M. Arizón, M. Martínez-Sellés, 24th official report of the Spanish Society of Cardiology working group on heart failure and heart transplantation (1984-2012), et al.
Spanish heart transplantation registry.
Rev Esp Cardiol (Engl Ed), 66 (2013), pp. 973-982
[3]
J. Davidson, S. Tong, H. Hancock, A. Hauck, E. da Cruz, J. Kaufman.
Prospective validation of the vasoactive-inotropic score and correlation to short-term outcomes in neonates and infants after cardiothoracic surgery.
Intensive Care Med, 38 (2012), pp. 1184-1190
[4]
M.G. Gaies, J.G. Gurney, A.H. Yen, M.L. Napoli, R.J. Gajarski, R.G. Ohye, et al.
Vasoactive-inotropic score as a predictor of morbidity and mortality in infants after cardiopulmonary bypass.
Pediatr Crit Care Med, 11 (2010), pp. 234-238
[5]
Y. Sanil, S. Aggarwal.
Vasoactive-inotropic score after pediatric heart transplant: A marker of adverse outcome.
Pediatr Transplant, 17 (2013), pp. 567-572
[6]
S. Leteurtre, A. Martinot, A. Duhamel, F. Proulx, B. Grandbastien, J. Cotting, et al.
Validation of the paediatric logistic organ dysfunction (PELOD) score: Prospective, observational, multicentre study.
[7]
A.L. Graciano, J.A. Balko, D.S. Rahn, N. Ahmad, B.P. Giroir.
The Pediatric Multiple Organ Dysfunction Score (P-MODS): Development and validation of an objective scale to measure the severity of multiple organ dysfunction in critically ill children.
Crit Care Med, 33 (2005), pp. 1484-1491
[8]
M.M. Pollack, K.M. Patel, U.E. Ruttimann.
PRIMSIII: An updated Pediatric Risk of Mortality Score.
Crit Care Med, 24 (1996), pp. 743-752
[9]
A. Slater, F. Shann, G. Perason, Paediatric Index of Mortality (PIM) study Group.
PIM2: A revised version of the Paediatric Index of Mortality.
Intensive Care Med, 29 (2003), pp. 278-285
[10]
P.D. Robinson, R.C. Shroff, H. Spencer.
Renal complications following lung and heart-lung transplantation.
Pediatr Nephrol, 28 (2013), pp. 375-386
Copyright © 2017. Elsevier España, S.L.U. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.