Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.medin.2020.04.011
Acceso a texto completo
Disponible online el 11 de Mayo de 2020
Síndrome post-cuidados intensivos después de la pandemia por SARS-CoV-2
Post-intensive care syndrome after SARS-CoV-2 pandemic
Visitas
...
A. González-Castroa,
Autor para correspondencia
e409@humv.es
jandro120475@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, A. Garcia de Lorenzob, P. Escudero-Achaa, J.C. Rodriguez-Borregana
a Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander, Cantabria, España
b Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario La Paz/Carlos III, IdiPAZ, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

El mundo está inmerso en una pandemia por SARS-CoV-2 que está llevando a los sistemas sanitarios al borde del colapso y a las unidades de cuidados intensivos a trabajar por encima de su capacidad. En esta primera oleada de la pandemia la máxima prioridad se centra en mantener la mortalidad lo más baja posible, objetivo para el cual los cuidados críticos se han convertido en un pilar elemental.

Sin embargo, en el futuro de la pandemia por SARS-CoV-2 conviven diferentes horizontes: cabe esperar una segunda oleada debida a la restricción de recursos en situaciones de urgencia para las enfermedades no-SARS-CoV-2, donde las muertes aumenten por un sistema de salud saturado1. Del mismo modo, aunque razonablemente no de forma inmediata, la pandemia dejará su huella en nuestros pacientes más crónicos que hayan visto disminuida la calidad de sus cuidados durante el periodo que dure esta situación. Finalmente, es de esperar niveles significativamente más altos de agotamiento, angustia psicológica y estrés postraumático entre nuestros profesionales2; con el consiguiente efecto en el rendimiento laboral (figura 1)3.

Figura 1.

Representación gráfica de los posibles horizontes en el tiempo como consecuencia de la pandemia por SARS-CoV-2. Reproducida con permiso de Tseng V3

(0,28MB).

Dentro de este panorama general, los servicios de cuidados intensivos deben de estar alertados para identificar «la cola de la primera oleada», que englobará un síndrome post-cuidados intensivos (SPCI) de una gran magnitud y con características especiales.

La magnitud en términos numéricos, impredecible a día de hoy, será elevada. En circunstancias normales el SPCI afecta al 30-50% de nuestros pacientes4 y sus secuelas pueden persistir incluso más allá de los 5 años tras el alta hospitalaria, especialmente en la recuperación del síndrome respiratorio agudo5.

Es razonable intuir que las características del SPCI-post SARS-CoV-2 tendrán un componente afectivo especial. En este contexto, cobrará un protagonismo especifico el SPCI-familiar. Estamos observando diariamente en nuestros «hospitales COVID» como esta pandemia está provocando importantes rupturas familiares, imposibilitando el cuidado del familiar enfermo y situaciones de duelo y sepelios atípicas. Si otras condiciones nos mostraron que hasta el 16% de los familiares no habían reducido el nivel de depresión al año del alta6 ¿estaremos preparados para el SPCI-post SARS-CoV-2?

Bibliografía
[1]
J.W. Elston, C. Cartwright, P. Ndumbi, J. Wright.
The health impact of the 2014-15 Ebola outbreak.
Public Health, 143 (2017), pp. 60-70
[2]
H.S. Kang, Y.D. Son, S.M. Chae, C. Corte.
Working experiences of nurses during the Middle East respiratory syndrome outbreak.
Int J Nurs Pract, 24 (2018), pp. e12664
[3]
Tseng V. As our friends and colleagues brave the font lines, we must also get ready for a series of aftershocks. It's very hard to plan this far ahead while we’re in survival mode. We must prepare early and strategize our response [consultado 2 Abr 2020]. Disponible en: https://twitter.com/VectorSting/status/1244671755781898241
[4]
M.C. Martín Delgado, Y. García de Lorenzo, A. Mateos.
Surviving the Intensive Care Units looking through the family's eyes.
Med Intensiva, 41 (2017), pp. 451-453
[5]
M. Herridge, C. Tansey, A. Matté, G. Tomilson, N. Diaz-Granados, A. Cooper, et al.
Functional disability 5 years after acute respiratory distress syndrome.
N Engl J Med, 364 (2011), pp. 1293-1304
[6]
J.I. Cameron, L.M. Chu, A. Matte, G. Tomlinson, L. Chan, C. Thomas, et al.
One-Year Outcomes in Caregivers of Critically Ill Patients.
N Engl J Med, 374 (2016), pp. 1831-1841
Copyright © 2020. Elsevier España, S.L.U. y SEMICYUC
Idiomas
Medicina Intensiva

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.